Tendencias que están cambiando la industria del turismo


Ante los diferentes restos que enfrenta México, es necesario estar al tanto de los avances tecnológicos así como de las nuevas preferencias y costumbres de los viajeros, opina Thomas Allier.

| Thomas Allier | Desde guerrerohabla.com
 Tendencias que están cambiando la industria del turismo

Turismo

Septiembre 16, 2018 17:06 hrs.
Turismo Nacional › México Ciudad de México
Thomas Allier › guerrerohabla.com

6,317 vistas


Desde 1980, el 27 de septiembre de cada año se celebra el Día Internacional del Turismo. Esta es una fecha para celebrar a la industria que, según estadísticas de las Naciones Unidas, representa el 10% del Producto Bruto Interno (PBI) mundial, emplea al 10% de los trabajadores del planeta y continuará creciendo en promedio un 3.3% anual hasta 2030.

En México, por supuesto, es una de las principales industrias, con más de 10 millones de personas dependiendo de ella laboralmente. Recientemente la Organización Mundial de Turismo, ubicó al país en el sexto lugar en el ranking mundial de recepción de turistas internacionales, por los casi 40 millones que visitaron el país el año pasado. Así, de acuerdo con el Consejo Mundial de Viajes y Turismo, el producto interno bruto (PIB) turístico de México, creció el 2.8% en 2017.

Ante los retos que enfrenta México en materia de seguridad y certeza económica y para que la industria turística continúe en expansión, es necesario estar al tanto de los avances tecnológicos así como de las nuevas preferencias y costumbres de los viajeros. Estos cambios impactan en todas las industrias y el turismo no se queda afuera.


- Automatizar procesos: a través de los chatbots y los voice assistant, o asistentes de voz, quienes estén planeando un viaje pueden resolver sus dudas rápidamente de forma automatizada. Esto trae grandes beneficios para las compañías, quienes pueden abarcar una mayor cantidad de consultas con los mismo recursos, ampliando su espectro de clientes y volviéndose más eficaces en la atención. Ya incluso es posible hacer transacciones vía chat, lo que genera una nueva metodología de compra, a la medida de los usuarios.

- Personalizar la oferta: el mundo digital permite conocer mucho más fácil al cliente, saber sus preferencias, qué busca y cuándo y qué es lo que no le gusta. Esto significa que los proveedores turísticos tienen la oportunidad de ofrecer a cada cliente exactamente lo que necesita en el momento en que lo está buscando. Para los viajeros, esto también representa una ventaja hacia el futuro, ya que concretar las vacaciones de sus sueños será cada vez más fácil.

- Síndrome Wanderlust: es el nombre que recibe el deseo irrefrenable de recorrer y explorar el mundo. Es precisamente lo que le sucede a los Millennials y se espera que continúe en la Generación Z. Este nuevo tipo de viajeros no se conforma con los destinos tradicionales ni con vacacionar siempre en el mismo lugar. Necesitan diversidad, quieren vivir una experiencia transformadora en cada viaje. Instagram es su mejor amigo a la hora de mostrar los lugares que recorren e invitar a otros a que hagan lo mismo.

Atraer a estos viajeros, es un verdadero desafío para quienes promocionan destinos pero a la vez una oportunidad muy interesante para mostrar aquellos lugares del planeta que aún no se conocen popularmente.

-Bleisure: también de la mano de los Millennials se desarrolla esta nueva tendencia de combinar los negocios con el placer y aprovechar los viajes por trabajo para conocer nuevos destinos, descansar algunos días y volver a la rutina renovado. Es sin duda una gran oportunidad para que las compañías innoven en materia de viajes de negocios y los destinos puedan ofrecer comodidades para trabajar y descansar al mismo tiempo.


-Glamping: el turismo ecológico ha cobrado especial interés por los viajeros en los últimos años, ya que las nuevas generaciones son cada vez más conscientes de la importancia del cuidado de nuestro planeta.

El glamping reúne los términos "camping" y "glamour" y es una propuesta innovadora para alejarse del bullicio y la contaminación de las grandes ciudades en alojamientos que se benefician de los elementos naturales que los rodean, como inodoros de composta, energía solar y huertas ecológicas. Al despertar, sales de tu tienda de campaña, tráiler restaurado, o casa árbol hacia tu propio lugar de retiro en la naturaleza.

-Digital Detox: de la mano del glamping, llega el deseo de desconectarse de la tecnología. Hoy hay viajeros que buscan destinos donde puedan tener unos días ’screen free’, es decir, sin las pantallas de celulares, tablets, laptops y televisores. Los operadores turísticos tienen entonces la oportunidad de sumarse a esta tendencia al ofrecer espacios para que las personas tengan la oportunidad de desconectarse.

La industria turística se trata de experiencias. El factor humano es el gran diferencial que tenemos, poder compartir y transmitir el disfrute de viajar es el motor que lleva a que miles de personas al año se animen a conocer lugares nuevos. La industria seguirá creciendo con el aporte de todos los que la potencian con la pasión que cada día vuelcan en su labor.

Fuente: Expansión

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor