Lectura política

Fertilizante politizado

Noé Mondragón Norato

Fertilizante politizado

Periodismo

Marzo 28, 2019 19:45 hrs.
Periodismo Estados › México Guerrero
Noé Mondragón Norato › guerrerohabla.com

El cierre de pinzas no cesa. Y es evidente que tras esos intereses se esconden tanto personajes, como partidos políticos. Todos enfocados hacia un mismo fin: sin prerrogativas y prebendas como las de antaño, el último recurso consiste en presionar sistemáticamente a fin de abrir justamente, una negociación política que ninguno de ellos ve llegar. Y seguramente, se quedarán esperando.
SALIR DEL ANONIMATO. – Para el gobierno estatal encabezado por Héctor Astudillo, no es fácil digerir la pérdida de 600 millones de pesos del Programa de Fertilizante que, a partir de este año, pasó a manos de la Federación. De ahí se entiende lo demás. Es decir, la implementación de argucias ’razonables’ para socavar por adelantado, la entrega del insumo ajustada a un nuevo padrón campesino. Hay que ir por partes: 1.- Priistas y experredistas anticiparon ya, la posibilidad de que cuaje una alianza partidista para la elección de gobernador de 2021: tanto el dirigente de la tricolor Confederación Nacional Campesina (CNC) en Guerrero, Edel Chona Morales y el experredista y dirigente de la Coalición de Organizaciones Democráticas, Urbanas y Campesinas (CODUC), Sebastián de la Rosa Peláez, presionaron desde el martes pasado con la toma de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) en Chilpancingo. Asumieron que la entrega del Fertilizante debía modificarse. Porque 150 mil pequeños productores se estaban quedando fuera. Pero en el fondo, tanto Edel como Sebastián, necesitaban salir de su prolongado anonimato. Buscaban reflectores mediáticos de valores entendidos. Porque ambos ya los extraviaron. El primero de ellos, perdió la diputación federal por el distrito 8 con sede en Ayutla, en la pasada elección del 1 de julio de 2018. El segundo, renunció al PRD tras negársele la candidatura a senador por ese partido para la misma competencia electoral. Anunció que se plegaría con todas sus huestes, al proyecto de AMLO. Pero nunca fue llamado por el equipo del actual presidente del país. Apegándose a la vieja cultura política PRI-PRD, quedó muy mal acostumbrado en ese sentido. Encontró en la entrega del fertilizante, el pretexto para dejarse ver. Y para marcar distancias. Mostrar que sus intereses podrían encontrar muchas coincidencias con el PRI. Como casi todos los perredistas que han alcanzado poder dentro de ese partido de ’izquierda’. 2.- Por elemental sentido común, el sector campesino es el más vulnerable a lamanipulación sistemática de ciertos ’líderes campesinos’. Tanto Edel Chona como Sebastián de la Rosa, encontraron suelo fértilpara politizar el asunto. Y se entiende: en la movilización campesina se encuentran escondidos muchos de sus propios intereses. Si en verdad pugnaran por beneficiar a los campesinos, desde sus trincheras lo hubiesen hecho en el pasado reciente. Sebastián, desde su curul como diputado local. Y Chona, desde su papel como ’gestor’ de la CNC. La realidad es que ambos están fuera de la rueda del poder. Y pugnan a través de la politización en la entrega del fertilizante, regresar por él. Desde luego, investidos como ’defensores campesinos’. Como ’los buenos’ de la película. 3.- Haydos puntos que tanto Chona como Sebastián intentan imponer. Aunque sus argumentos se finquen en la mentira: que ’la mayoría de los productores de Guerrero no son propietariosde los derechos de la tierra’. Y exigieron seguir ocupando el mismo padrón campesinodehace un año. En el primer caso, resulta improbable que la mayoría de los campesinos no sean los dueños de sus parcelas, si de eso viven. Rentarlas año tras año implicaría condenarlos a una muerte segura por hambre. Y por el otro, resalta el prurito: si el gobierno de AMLO encontrómuchas corruptelas en la entrega del fertilizante a manos del gobierno estatal, es obvio que la mayoría de ellas estaban ligadas al padrón campesino adulterado. Dejarlo como estaba implica que los 600 millones de pesos que el presidente asume como ahorros, simplemente se regresen a los intermediarios de siempre. Con mucha estructura campesina mal informada y manipulada, PRI, PRD y hasta el propio mandatario estatal, intentan acorralar a AMLO. Dejarlo mal parado. Ese es el punto.
HOJEADAS DE PÁGINAS…Otro perredista que demanda ’claridad y transparencia’ en la oficina de Comunicación Social del Congreso local, es el diputado Bernardo Ortega Jiménez. Olvida deliberadamente, que cuando fungió como presidente de la Comisión de Gobierno de ese poder, nunca tuvo la intención de que esto ocurriera. Tampoco transparentó el presupuesto del poder legislativo guerrerense. ¿Por qué hoy sí, y cuando él pudo no? ¿Aceptó el mea culpa de su propia corrupción?


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor