¡Cosas Veredes, Chonito!

Enseñanza

Mario Andrés Campa Landeros

Enseñanza

Cultura

Septiembre 17, 2018 18:10 hrs.
Cultura Nacional › México Ciudad de México
Mario Andrés Campa Landeros › diarioalmomento.com

1,442 vistas

Todos podemos contribuir al progreso
y hacer algo bueno por el género humano
Hay tantas maneras de ser útiles.
No ha tenido vida inútil quien ha sembrado un árbol antes de morir, porque ha hecho algo en pro de la humanidad. El árbol dará su sombra al caminante fatigado, su fruto al infeliz pordiosero.
Si inspiras una buena idea; si demuestras una verdad; si ciegas un abismo al vicio o eriges un templo a la virtud; si haces un descubrimiento científico o produces una gran obra de arte; si das un ejemplo de ciudadano honrado y libre, no dudes que has hecho algo en beneficio de la humanidad. Aún en la más humilde esfera se es, se puede ser beneficioso a los demás.
Si escribes un libro; si perfeccionas un arte; si enseñas el cultivo de una nueva planta útil; si introduces un mejoramiento en las costumbres; si proteges al débil; si defiendes al animal o al vegetal; si fundas una escuela, un taller, un hospicio; si haces un camino o tiendes un alambre al pensamiento; si labras el campo o surcas el mar; o pides el cumplimiento de la ley del amor, no dudes que has hecho algo en pro de la humanidad.
Recordemos las palabras de Edmundo de About: ’todos estamos unidos a los demás hombres, pasados, presentes y futuros y por fuertes lazos invisibles. Somos los herederos de todos los que han muerto; los asociados de topdos los que viven; la providencia de todos los que nacerán’. Tenemos que demostrar nuestro reconocimiento a las generaciones que nos han dado cuanto tenemos, que nos han hecho todo lo que somos. Pero para ello, es preciso perfeccionar la naturaleza de nosotros para entregarla a las generaciones futuras.
Estamos obligados a convertir al niño en un hombre. En un hombre de bien para provecho de la humanidad.
Participemos todos en esta gran causa.

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor